La Virgen de Guadalupe (Historia, Milagros y Oración)


Puntúa este Artículo

Nuestra Señora de Guadalupe o la Guadalupana, como más comúnmente se le conoce en México donde hasta el día de hoy se le venera por ser una intercesora ante Dios del pueblo mexicano en general, a través de ella, cientos de mexicanos y personas de otras naciones han visto concedidas sus peticiones a Dios.

Es ya una tradición entre el pueblo cristiano católico de México celebrar el día de la Guadalupana que tiene lugar el día 12 de diciembre de cada año, en su capital, donde se realiza una liturgia dedicada especialmente a la virgen y termina con la interpretación de las mañanitas.

Actualmente, dondequiera que haya una comunidad de mexicanos en el mundo, celebran el día 12 de diciembre a la Virgen de Guadalupe, orgullosos han dado a conocer al mundo está tradición tan suya.

Historia de la Virgen de Guadalupe

La Virgen de Guadalupe
La Virgen de Guadalupe

La historia narra que, en el año 1531, del día 9 de diciembre al 12 de diciembre, sucedió en un cerro cerca de la ciudad de México la primera aparición de la Virgen.

Fue precisamente a un mexicano indígena de nombre Juan Diego a quien honró con su presencia, se dice que no fue coincidencia que la Virgen se apareciera justo en el cerro del Tepeyac, ya que ese lugar era para los indígenas en aquellos tiempos un sitio sagrado, pues los antepasados construyeron allí un santuario que le habían dedicado a Tonantzin que significa “Nuestra Señora” y que para ellos era una deidad.

Juan Diego, pasaba por el cerro del Tepeyac para ir a tomar sus clases de catequesis y escuchar la liturgia, cuando de pronto escuchó una voz suave de mujer que le hablaba por su nombre.

Un poco sorprendido, subió el cerro y sus ojos se deslumbraron al ver a una figura de mujer hermosa, que brillaba tal como el sol, y quien con amables palabras de dijo…

“Juan, mi pequeño hijo, soy la Virgen María, Madre del Dios verdadero, por el cual se vive. Es mi deseo que aquí justo donde me has visto se construya un templo, para poder en él mostrar y dar mi amor, auxilio, compasión, a los pobladores de estas tierras y a todo aquel que invoque mi nombre y confíe en mí. Anda donde el Señor Obispo y dile mi deseo, ve y por en esta petición todo tu empeño”.

En ese entonces el Obispo de México, Juan de Zumárraga, recibió a Juan Diego, quien le daba el recado de la Virgen, pero éste, no creyó en sus palabras.

Cuando Juan Diego iba de regreso a su pueblo, pasó nuevamente por el Tepeyac y buscó a la Virgen para contarle lo que sucedía, también insistió a la Virgen que mandara a otra persona porque a él no le iban a creer, la Virgen pidió a Juan Diego que lo volviera a intentar nuevamente y repitió las palabras de la Virgen al Obispo.

Juan de Zumárraga, al ver la insistencia de Juan Diego, decide pedirle una prueba que mostrara que estaba diciendo la verdad.

Al caer la tarde, Juan Diego vuelve al cerro para tener su tercer acercamiento con la Virgen, diciéndole que el Obispo necesitaba una prueba de veracidad, entonces la Virgen le pidió a Juan Diego que volviera a la mañana siguiente para dársela.

En la mañana siguiente, Juan Bernardino, tío de Juan Diego, estaba enfermo de gravedad y Juan Diego no asistió al encuentro con la Virgen ya que corriendo fue en busca de un sacerdote para que viera a su tío.

El día 12 de diciembre en las primeras horas del día, Juan Diego pasaba nuevamente por el cerro, pero esta vez intentó rodearlo ya que le daba vergüenza no haber acudido al encuentro con la Virgen, pero sin saberlo, la Virgen se le apareció en frente, le dijo a Juan Diego, que no se preocupara más por la salud de su tío, que él ya había sanado, le pidió entonces que subiera a la cima del cerro y que ahí encontraría la señal que el Obispo le había pedido, unas rosas de castilla, la aridez del cerro no permitía que en él florecieran ese tipo de plantas.

También Puedes Leer:

Juan Diego subió a la cima del cerro y efectivamente encontró las rosas de castilla, corto con delicadeza cada una de ellas y las colocó en su ayate (tela que se hace con la fibra del maguey usada para hacer bolsas o cernir harina) y emprendió su camino para ver nuevamente al Obispo.

En lo que Juan Diego caminaba a casa del Obispo, Juan Bernardino fue visitado por la Virgen, quien lo curó, la Virgen le dio los detalles sobre la ausencia de su sobrino Juan Diego y le pidió a él un favor, que fuera con el Obispo y que le dijera de su enfermedad y como ella lo había sanado.

Era tiempo de mediodía del 12 de diciembre cuando Juan Diego llega frente al Obispo y le dice que ya tenía la prueba que le había solicitado, desenvolviendo su ayate, cayeron las rosas de castilla y sin siquiera él saberlo, en el ayate apareció también la Virgen de Guadalupe en imagen.

Es así como apareció la imagen de la Virgen como hasta el día de hoy se le venera, ante esto el Obispo quedó sorprendido y se edificó su templo.

Han transcurrido cientos de años y el templo dedicado a la Virgen de Guadalupe en la actualidad recibe miles de peregrinos cada año que acuden a su presencia para venerarla, y seguir pidiendo que interceda por ellos ante Dios.

Milagros de la Virgen de Guadalupe

Dentro de la historia de la aparición de la Virgen hemos mencionado ya dos milagros realizados por ella, el primero podemos decir que fue la aparición frente a Juan Diego, el segundo milagro lo realizó con el tío de Juan Diego, quien enfermó de gravedad por la peste fue sanado completamente por ella.

Pero no todo queda ahí en cuanto a milagros se refiere, sucedieron muchos más y siguen sucediendo, de ahí que se confirma a la Virgen de Guadalupe como la “Patrona de México”, en las Américas es la Emperatriz.

Existen muchas personas que han sido testigos de milagros que la Virgen ha hecho a sus personas. También hay milagros que se han registrado después de su aparición y haremos mención de los más reconocidos.

Sanación de la Tos Chichimeca

Conocida también como Tosferina, resulta que en 1633, estaba el pueblo de México sufriendo una epidemia de Tosferina y la gente estaba muriendo, un día decidieron sacar la imagen de la Virgen de Guadalupe de su templo para llevarla en procesión por los barrios de México y de esa forma viera el sufrimiento y se compadeciera de ellos, en pocos días, la enfermedad fue menguando hasta que desapareció por completo, este es uno de los milagros que se le atribuyen a la Virgen Guadalupana.

Milagro a los Náufragos

Se dice que en 1751 un grupo de marineros zarparon en un barco de nombre EL GAVILÁN, se presentó una tormenta y el barco naufragó, los marineros invocaron a la Virgen y éstos aseguran que le vieron aparecer en el horizonte, al mismo tiempo las aguas se calmaban, en agradecimiento los marineros acudieron al santuario de la Virgen y dejaron ahí el mástil de la embarcación, el cual en 1916 fue destruido debido a un fuerte viento.

La Peste Tabardillo

Hablamos de la Tifus o Peste bubónica, que estaba consumiendo a muchas personas en 1695, después de rezar una novena a la Virgen de Guadalupe, esta peste cesaría por completo.

El Explosivo

En el año 1921, un hombre que se hizo pasar como visitante devoto de la Virgen de Guadalupe, llevaba una bomba escondida en un ramo de flores que depositó bajo el cuadro de la Guadalupana.

Cuando se produjo la explosión hubo muchos daños dentro y fuera de la Basílica de Guadalupe, entre ellos, casas, el mármol, el crucifijo y otros objetos que se encontraban en el recinto.

A pesar de todos estos daños, la imagen de la Virgen de Guadalupe, así como el vidrio que la protege, resultaron sin daño alguno.

Apariciones de la Virgen de Guadalupe

Se dice que han sido muchas las apariciones de la Virgen de Guadalupe y siguen contando pues hay muchas personas alrededor del mundo que sostienen haber visto la imagen de la Virgen de Guadalupe en muchas situaciones y ocasiones.

Pero las que mencionaremos ahora mismo son las que están registradas como tal y por tanto reconocidas ante la iglesia católica.

Aparición #1

El día 9 de diciembre de 1531, cuando apareció en el cerro del Tepeyac y habló por primera vez a Juan Diego.

Aparición #2

Cuando Juan Diego regresa después de llevar el recado de la Virgen al Obispo y le comunica a la Virgen que no le han creído.

Aparición #3

Sucede el día siguiente 10 de diciembre del mismo año, cuando el Obispo es visitado por Juan Diego por segunda ocasión para repetir el mensaje de la Virgen.

Aparición #4

Se da el día 12 de diciembre de 1531, cuando Juan Diego iba para la Cd de México en busca de un sacerdote para su tío, la Virgen se le aparece frente a él.

Aparición #5

Cuando la Virgen se aparece frente a Juan Bernardino tío de Juan Diego y le sana por completo, además ordena que vaya al Obispo y le comunique el milagro que ha hecho en él.

Oración a la Virgen de Guadalupe

Señora, que te encuentras en la confluencia de mis caminos; camina junto a mí  las horas que me quedan.

Enséñame a vivir con ímpetu transparente, guarda mi corazón limpio de toda falta.

Enséñame a hacer el don total de mi mismo a Cristo Jesús, sin cálculos, sin rodeos, sin reparos burdos o sutiles, sin espíritu ventajista.

Enséñame el significado fresco y limpio del servicio.

Amén.

Día de la Virgen de Guadalupe

Como hemos mencionado antes, el día que se celebra y venera a la Virgen de Guadalupe es el día 12 de diciembre de cada año, ya que según la historia fue el día en que el Obispo constató mediante las rosas de castilla y la imagen en el ayate de Juan Diego que dejó admirado al Obispo y los que con él estaban.

Desde ese momento se fincó en el cerro justo donde deseaba la Virgen Guadalupana el templo que se fue popularizando cada vez más por los milagros que realiza al pueblo de México.

Las procesiones son constantes, pero se intensifican cerca de la fecha en que se registró la quinta y última aparición que está reconocida por la iglesia.

La Basílica de Guadalupe alberga cada 12 de diciembre millones de personas de todos los pueblos de México y del extranjero, los que se reúnen para ser partícipes de la misa que se celebra en su honor y también para en una sola voz unirse y cantarle las mañanitas (canto tradicional mexicano cuando se cumple años).

También Puedes Leer:

Artículos Relacionados