La Virgen de Fátima (Historia, Apariciones, Mensajes y Oración)


Tradición que nace en Portugal, después de que apareciera la Virgen delante de tres pequeños que acostumbraban llevar su rebaño a pastorear, la tradición cuenta que fueron advertidos por un ángel sobre el hermoso hecho que estaban por presenciar.

De los tres niños al parecer una niña que llevaba por nombre Lucía de Jesús, parece ser la protagonista principal, pues al parecer este hecho de la aparición de la Virgen frente a sus ojos la motivó a entrar al monasterio a la edad de 14 años.

Y como es de reconocer, la Virgen de Fátima toma su nombre debido a que el lugar donde apareció fue justamente en Fátima una localidad de Portugal, conozcamos más sobre esta tan peculiar Virgen María.

Historia de la Virgen de Fátima

Virgen de Fátima
Virgen de Fátima

El origen de esta aparición Mariana está basado en los testimonios otorgados por tres niños que hacían labores de pastoreo en la Cova de Iria, en Fátima Portugal, los nombres de estos pastorcitos eran: Lucía de Jesús, quien era prima de Francisco y Jacinta Marto, estos últimos hermanos.

La tradición cuenta que estas apariciones tuvieron lugar en el año 1917 entre los meses de mayo y octubre, ya que fueron varias apariciones y no solo una. Como se sabe, cada vez que la Virgen María aparece deja a quien elige para que la vea un determinado mensaje para la humanidad y no fue distinto esta vez.

En estas apariciones el mensaje estaba compuesto por profecías en este caso nada favorables para la humanidad, como el que pronto se daría una segunda guerra mundial, hecho que se confirmaron con el inicio de la misma, así como otros sucesos que tuvieron lugar, nos referimos al atentado que sufrió Juan Pablo II y la conversión de la Rusia Soviética.

Pero antes de que la Virgen hiciera su aparición a los pequeños, éstos ya habían experimentado algo extraordinario y de cierta manera de la misma naturaleza, se trataba de apariciones angelicales, un año antes de que vieran la Virgen y a quienes llamaron con el nombre de <<Ángel de la Paz>>.

El ángel, les había dado una cátedra sobre cómo debían rezar para solicitar la conversión de aquellos que eran pecadores, además, los aconsejó en la forma de practicar el sacrificio diario y que mediante la eucaristía podían adorar a Dios.

Según sus propios testimonios, estas apariciones de alguna manera los prepararon para recibir las visitas de la Virgen María, que sucederían al siguiente año.

Apariciones de la Virgen de Fátima

Después de que los niños experimentaron la aparición del Ángel por tres ocasiones, aprendieron bien lo que éste les había enseñado y siguieron poniendo en práctica tales enseñanzas.

Lucía era la más grandecita de los tres, contaba con 10 añitos, su primo Francisco tenía nueve y la pequeña Jacinta apenas siete años, entonces un 13 de mayo, deciden llevar a su rebaño de ovejas a pastorear a las colinas que eran de la familia de Lucía y que se les conocía con el nombre de Cova de Iria, y justo ahí fue que se dieron las apariciones.

En esos tiempos la tensión mundial estaba muy apretada, Europa estaba viviendo, los estragos de la primera guerra mundial, que de alguna manera mostró la cara más inhumana que tiene el hombre. El orden social ruso se veía severamente dañado por Lenin, un hecho que sumergió a casi toda la humanidad y es justo en ese contexto que llega la intercesión divina, las apariciones de Fátima.

Los pequeños no tenían idea del suceso que tendría lugar ese día en que todo parecía normal, cuando llevaron las ovejas a pastorear sin siquiera imaginar que eran ellos los protagonistas y quienes gozaron de tan hermosa presencia.

En palabras de la propia Lucía cuando escribió sus memorias, dice que ese día transcurría normal como todos, llegó el momento en que comieron su almuerzo y decidieron rezar el rosario como era su costumbre, cuando tuvieron un sobresalto por la presencia de un rayo que caía con fuerza y cubría el centro del gran cielo que los cubría.

Lo primero que les vino a la mente es que pronto llovería, y pensaron que debían hacer, si quedarse o llevar las ovejas a casa, cuando estaban listos para regresar, una luz muy brillante los hizo detenerse por segundos, y después retomaron el camino, pero enseguida vuelven a ver otro gran rayo y de pronto la figura de una mujer que vestía toda de blanco, con un brillo potente del cual parecían salir rayos de luz muy intensos, la cercanía era tal que quedaron dentro de aquella intensa fuente de luz que rodeaba la figura.

Entonces, Ella les habló diciendo…

No teman, que no les haré daño.

¿De donde eres?, responde Lucía

Vengo del Cielo

Como lo menciona en sus memorias, describe a la mujer con una especia de manto que la cubría por completo y en color blanco, adornado con un borde de oro que llegaba hasta los pies, un rosario con cuentas que parecían estrellas estaba en sus manos y poseía también un crucifijo que brillaba como una preciosa gema, el sentimiento era de gozo, nunca sintieron temor.

¿Qué deseas de mí?, preguntó Lucía

Mi deseo es que vengas a este mismo sitio los días 13 de cada mes durante los siguientes seis meses y a la misma hora, después te diré quien soy y que es lo que deseo, y regresaré aquí en una séptima ocasión.

¿Yo iré al cielo?, pregunta Lucía

Sí, irás al cielo, responde la Virgen

¿Y Jacinta?, pregunta Lucía

También irá al cielo

¿Y Francisco?, sigue preguntando Lucía

También él irá, pero deberá rezar muchos rosarios.

Entonces, dirige su mirada a Francisco con una ternura y compasión infinita, el niño dejaba ver en su rostro con tristeza.

¿María Nieves fue al cielo?, pregunta Lucía por amigos que habían ya fallecido

Sí, está en el cielo

¿Amelia?, sigue preguntando

Está en el purgatorio

Ofrezcan a Dios y acepten todos los sufrimientos que Él les envíe, para reparar los pecados que lo ofenden y para la conversión de todos los pecadores.

Oh sí, claro que lo haremos, contestó Lucía

Van a tener que sufrir mucho, pero Dios con su gracia estará siempre con ustedes y les dará fuerza.

En el relato, Lucía explica que cuando la Virgen pronunciaba tales palabras, extendía sus manos abiertas para cubrirlos de su luz celestial y sintieron como penetraba en sus corazones y que de alguna manera entendían que era Dios entrando en ellos mediante esa luz.

Y de forma natural sin siquiera pensarlo, se pusieron de rodillas y en sus corazones sentían y repetían… <<Santísima Trinidad, te adoramos, Dios mío, te amamos en el Santísimo Sacramento>>.

Y de pronto la mujer habla de nuevo, y menciona la guerra de Europa, de la que ellos poco o nada sabían. Y les dijo, recen todos los días el rosario para que la paz llegue al mundo y se de el fin de la guerra.

Dichas esas palabras, se empezó a elevar hacia los cielos hasta que desapareció por completo. Cuando volvieron a casa, prometieron entre ellos no contar nada porque sabían las consecuencias graves que podía traerles, sin embargo, la pequeña Jacinta no cumplió con esa promesa y cuenta todo lo sucedido a su madre, quien a pesar de que la escucha con paciencia poco cree en esos hechos, sus hermanos de alguna manera hacían bromas y preguntaban al respecto, pero dentro de su familia estaba su padre quien creyó totalmente en su hija pues tenía una manera muy peculiar sobre las obras de Dios, así que, podemos decir que fue el primer creyente después de los niños, de las apariciones de Fátima.

Para Lucía las cosas no fueron tan bien, ya que su madre creía que su hija estaba siendo protagonista de una blasfemia, y recordó las palabras que la Virgen le dijera… <<sufrirán mucho>>.

La madre de Lucía de nombre María Rosa, pidió a Lucía se retracte, de lo que decía, pero no logró conseguirlo, de manera que la llevó a donde el párroco de la localidad, pero tampoco lograron nada, en las siguientes semanas cuando se aproximaba la fecha del siguiente encuentro en junio, los pequeños dijeron a la Virgen que pocos habían creído en ellos y que muchos en realidad no les creían.

Posteriormente se dan cinco apariciones más a los tres pequeños en las cuales siempre había mensajes y aprendizaje, como en la aparición de Julio donde la Virgen le dice a Lucía que se llevará pronto a Francisco y Jacinta pero que ella debe quedarse por más tiempo en la tierra.

Después el día 13 de julio, nuevamente se aparece y los pequeños acuden a la cita, en donde la Virgen les muestra como son los infiernos, revela también el rol de Rusia en el mundo y la manera de prevenirlo, dijo también que, si seguían ofendiendo a Dios, habría otra guerra mucho más horrible que podrían distinguir cuando vieran que la noche se iluminaría con una luz desconocida y extraña.

La iglesia será perseguida, por los errores de Rusia, martirizados serán los justos e incluso que habría naciones que desaparecerían, todo esto fue confiado en secreto a los niños y les pidió que lo guardaran.

En cada una de ellas sucedían cosas extraordinarias y los mensajes parecían no tener sentido para los no creyentes, pero los niños seguían firmes en su fe, y para estas alturas en las que ya habían pasado por tres a cuatro apariciones, muchas personas incluso pudieron ver los signos de la aparición (luz brillante, cielo nublado, entre otras cosas) y cada vez se extendía más los milagros, pero a la Virgen solo la podían ver ellos.

Así mismo, Lucía le llevaba a la Virgen las peticiones de personas que creían en ella, algunas las concedió otras simplemente no. En cada una de las apariciones les pedía a los pequeños que rezaran con gran ímpetu y que pidieran por la paz de la tierra y que se resguardaran en su inmaculado corazón.

Y así transcurrieron las siguientes apariciones, en la de Septiembre pidió que se hiciera una capilla en honor a Nuestra Señora del Rosario. Y en la aparición de octubre pidió que se hiciera una capilla en su honor y le dijo… Soy yo la Señora del Rosario y fue la última aparición hacia los tres niños.

Pero a Lucía se le apareció una ocasión más, en 1920 en el mes de mayo, Lucía estaba por dejar Cova para internarse en una escuela de niñas y la Virgen la alentó para que se dedicara por completo al servicio de Dios.

Y realizó un milagro para que todos creyeran en lo que Lucía y sus primos decían, y así sucedió en varios puntos de Portugal, muchas personas vieron el milagro.

Mensajes de la Virgen de Fátima

Como hemos mencionado antes en el apartado de las apariciones, la Virgen de Fátima dejó varios mensajes en cada una de sus apariciones, y también algunas peticiones, así como promesas.

Peticiones:

Al rezar el rosario, después de cada misterio digan… <<Jesús Mío, nuestros pecados perdona, del fuego del infierno líbranos, lleva todas las almas al cielo, en especial las que necesitan más de tu misericordia>>

Sacrificios deben hacer por todos los pecadores y digan lo siguiente… <<Jesús mío, es por tu amor, para la conversión de los pecadores y para reparar los pecados cometidos contra el Inmaculado Corazón de María>>

Recen, recen mucho y hagan sacrificios pues son muchas las almas que van al infierno, porque no hay quienes rueguen ni hagan sacrificios por ellas>>

Sigan rezando el santo rosario para que la guerra llegue a su fin.

Hagan una capilla en mi honor, soy la Señora del Rosario, y recen todos los días el rosario, Nuestro Señor ya está ofendido, no lo ofendan más.

Promesas:

El mundo será bendecido en octubre, descenderán de los cielos Nuestro Señor, Nuestra Señora del Carmen y de los Dolores, San José con el niño Jesús.

Si veneran a mí Inmaculado Corazón, muchas almas serán salvadas y llegará la paz pues la guerra terminará.

Promesa a Lucía… Jamás te dejaré, Mi Inmaculado Corazón va a ser tu refugio y te guiaré por el camino que ha de llevarte ante Dios.

Mensaje Profético

En el momento en que vean una noche muy alumbrada por una luz brillante y desconocida, reconocerán como señal de que Dios vendrá para castigar al mundo por todos los crímenes cometidos mediante la guerra, la persecución de la iglesia, el hambre.

Impedirlo es posible, y para ello, requiero la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la reparadora comunión de los sábados primeros. Si mis deseos son cumplidos, Rusia será convertida y llegará la paz, pero si no, sus errores serán esparcidos por todo el mundo, y habrá persecuciones a la iglesia y guerras, el Papa deberá sufrir mucho y naciones serán aniquiladas, pero al final, mi Inmaculado Corazón saldrá triunfante.

Oración a la Virgen de Fátima

<<Virgen Santísima, que apareciste en repetidas ocasiones a los niños, también quisiera verte, escucharte, y decirte: Madre, llévame al cielo, en tu amor confío, te pido me alcances de tu hijo Jesús una fe viva, inteligencia para poder conocerlo y amarlo, paciencia, y toda la gracia para servirle a Él y a mis hermanos también, para unirnos un día contigo en el cielo.

(un Padre Nuestro, Ave María y Gloria)

Madre mía también te pido por mis padres, para que unidos en el amor vivan, también por mis hermanos, familiares y amigos, para que vivamos unidos en familia y podamos un día gozar contigo en la vida eterna.

(un Padre Nuestro, Ave María y Gloria)

Te pido de manera especial por los pecadores para que se conviertan y para que el mundo se llene de paz, por los niños, para que siempre tengan ayuda divina y lo que necesiten para sus cuerpos y conseguir así un día la vida eterna.

(un Padre Nuestro, Ave María y Gloria)

Madre mía, se que me escuchas, y que me concederás estas y cuantas peticiones te haga, porque las pido por el amor que tienes a tu hijo Jesús, Amén.

Madre mía, que a tu hijo tienes, se mi Madre también.

Dulce Corazón de María, sé mi salvación.>>

[ratemypost]

También Puedes Leer:

Artículos Relacionados