¿Quién es Santa Rita de Casia?


¿Quién es Santa Rita de Casia?
5 (100%) 1 vote[s]

Quizá una de las personas santas que tuvo que vivir y sufrir tiempos demasiado revoltosos que estaban sucediendo justo cuando crecía, rebeliones, guerras, conquistas, en donde cada ser era un enemigo real, donde parecía que ya la profecía escrita en el Apocalipsis estaba por despertar.

Fue una mujer que experimentó en su vida prácticamente todas las situaciones en las que se puede vivir, hija, esposa, madre, viuda y al final religiosa. Ella es la santa de lo imposible para los cristianos católicos.

Antes de ser religiosa, la vida la llevó por caminos que posiblemente nunca pensó pisar, pero que de alguna manera la hicieron sentir una devoción mucho más fuerte y honesta para al final tomar los hábitos religiosos y vivir plena y satisfecha llena de santidad.

Historia de Santa Rita de Casia

Santa Rita de Casia
Santa Rita de Casia

En una región del centro de Italia (Umbría), nace en 1381 Margherita Lotti, a quien años después se le conociera como Santa Rita de Casia, que probablemente sea su nombre abreviado.

Cuando sus padres la procrearon ya eran mayores, y eran devotos de la iglesia católica, en el pueblo donde vivían eran muy conocidos, sobre todo porque cuando había problemas con los vecinos, eran llamados para traer la calma y solucionar las cosas en forma tranquila y conciliadora.

Así que, no es de extrañarse que la educaron bajo los conceptos religiosos de su época, y le imprimieron el temor a Dios, fue una hija obediente pues a pesar de que siempre se vio atraída por los caminos de la religiosidad, hizo caso a su padre y a la edad de 14 años se unió en matrimonio con un hombre bastante violento.

Rita, guardaba en secreto todas las malas experiencias que su marido le hacía vivir, maltratos, humillaciones, su desahogo era el rezo constante, los cuales un día dieron los frutos esperados, pues de pronto su marido parecía entender qué estaba haciendo todo mal y la bondad llegó a su corazón.

Tuvieron dos hijos, hay quienes cuentan que era un embarazo gemelar, y trajeron felicidad a la pareja, que en esos momentos estaban llenos de gozo y por fin en gracia con Dios, gracias a las súplicas interiores de Rita por convertir a su esposo.

Lamentablemente, para muchos, su cambio no borró todas las cosas que había hecho anteriormente, ni a los enemigos que se había adjudicado por su mal comportamiento, de tal manera que un buen día no pudo escapar de la ira de sus enemigos y le dieron muerte.

Un hecho que marcó a sus hijos con sed de venganza, al ver Rita que ellos no desistieron en sus pensamientos, rezo a Dios para que los llevara a su presencia antes de que pudieran cometer algún pecado mortal y sus rezos y peticiones fueron escuchadas, de tal manera que ambos murieron al mismo tiempo por causas naturales.

Cuando queda sola, regresan los deseos de formar parte de la comunidad religiosa y decide solicitar su ingreso con las agustinas, monasterio de Santa María Magdalena, pero como era de esperarse le fue negado pues ella ya había sido una mujer casada y el sitio sólo aceptaba mujeres vírgenes.

Por tal situación su corazón sufría, pero se mantenía firme en la oración y tanto era su anhelo por vivir para Dios que se presentó en su vida San Juan Bautista, San Nicolás de Tolentino y San Agustín, se cree que de alguna manera intervinieron para que al fin pudiera ser aceptada en el monasterio sin problema alguno.

Y casi de inmediato profesa en 1417 y transcurren 40 años dedicada por completo a Dios y con gran tenacidad recorrió las vías de la vida espiritual (iluminativa, unitiva y purgativa).

Según la leyenda, cuentan que en el monasterio había un sarmiento que estaba seco, y la madre superiora envía a Rita a que lo riegue y ella obedece la orden, riega el sarmiento durante largo tiempo y éste un día reverdece, hay quienes aseguran que ese sarmiento aún en estos días está vivo.

Fue digna de un estigma divino, una astilla que el mismo Jesús clavara en el hueso de su frente, como una marca de la corona de espinas que llevó Jesús el día de su pasión, la astilla le fue extraída y guardada como reliquia, pero cada noche se abría el estigma hasta que un día despedía un olor bastante fuerte y desagradable y así se mantuvo hasta el día de su muerte.

Un día de 1453, cayó enferma de gravedad, y ahí mismo fue atendida por las novicias, de manera gradual el estigma se fue cerrando y por cuatro años estuvo padeciendo de infecciones en la sangre.

Un día 22 de mayo del año 1457, Rita muere a la edad de 76 años, cuentan que su cuerpo despedía un olor bastante dulce tal como si con alguna sustancia rica hubiera sido embalsamada, y hasta el día de hoy el cuerpo de Rita es conservado, aunque en un estado de deshidratación muy avanzado.

Fue el papa Urbano VIII quien beatificó a Rita en el año 1627 y canonizada por el papa León XIII, un 24 de mayo de 1900, el día de Santa Rita de Casia para la iglesia católica es el 22 de mayo.

Milagros de Santa Rita de Casia

Hay muchas personas que aseguran recibir milagros de curación cuando los solicitan a Santa Rita y no lo ponemos en duda, pero vamos ahora a describir cuáles fueron aquellos que la llevaron a la canonización.

El Milagro de la Fragancia

El primer milagro proviene de su propio cuerpo incorrupto, una fragancia que no tendría cualquier cuerpo humano cuando pierde toda vida, no se puede decir que es una situación normal, porque lo normal lleva a la putrefacción y mal olor de todos los cuerpos humanos pasado unos días de haber fallecido.

Por tanto, la única explicación posible para este hecho es sin duda la intervención divina.

El Milagro de Elizabeth Bergamini

Al parecer esta mujer por causa de la viruela estaba en riesgo de perder su visión, y sus padres al no tener una solución en la ciencia, decidieron enviarla al monasterio agustino, en Casia donde Santa Rita profesó, y con fervor rezaron a Santa Rita para que la ceguera no se hiciera presente en su hija.

La joven permaneció en el monasterio por un tiempo prolongado y desde luego se encomendó a Santa Rita en todo momento para que ante Dios fuera su intercesora, un buen día, a grito abierto y llena de alegría decía que podía ver, las novicias la rodearon y junto a ella dieron gracias a Dios por este grandioso milagro.

El Milagro de Cosimo Pelligrini

A quien la ciencia médica no podía ayudar, pues tenía una gastroenteritis crónica y padecía de graves hemorroides, un día en el que se sentía morir, había regresado a casa después de misa, acudió al hospital para ser atendido y los médicos pidieron a sus familiares que trajeran a un sacerdote para que le otorgara los últimos sacramentos.

Así lo hicieron, y le dieron los sacramentos casi al borde de la muerte, de pronto Cosimo declara que Santa Rita aparece como dándole la bienvenida, pero lo que después sucedió dejó a todos boquiabiertos.

Resultó que regresó su fortaleza, el apetito se hizo presente y muy pronto regresó a realizar sus labores normales, cosa que los demás admiraban pues era un hombre ya mayor, que de alguna manera parecía mucho más joven.

Además de estos milagros, se han documentado cientos de ellos y se consideran tal por el hecho de que la mayoría de las personas que recibieron curación para sus enfermedades las tenían de nacimiento, es decir, eran congénitas.

Santa Rita de Casia Frases

<<Los obstáculos son enseñanzas para tu espíritu>>

<<El alma que no reza pidiendo perseverancia en la vida virtuosa, no es honesta en su búsqueda de la santidad personal>>

<<El amor todo lo puede, práctica el bien, tarde o temprano serás reconocido>>

<<El verdadero perdón no pide nada a cambio>>

<<No te lamentes, lleva con dignidad tu cruz>>

<<Confía en ti mismo y defiende tus ideales>>

Oración a Santa Rita de Casia

<<De lo imposible eres Santa, de los necesitados la patrona, Santa Rita, que ante el divino Señor tus plegarias son casi irresistibles, llamada mediadora entre los desesperanzados, por tu gran generosidad para otorgar favores, Santa Rita, que por tan compadecido amor hacia Jesús, puedes obtener cualquier cosa que le pidas.

Recurrimos confiados a ti, con la esperanza de recibir si no es posible el alivio si el consuelo, haz el favor de conceder nuestra petición, y muéstranos el poder de Dios a nombre de esta súplica, con nosotros se generosa, como en tantos casos maravillosos lo has sido, para la gloria de Dios, por la difusión de tu propia devoción, y por el consuelo de los que confiamos en ti.

Si nuestra petición es concedida, prometemos glorificar tu nombre, anunciando el favor que concediste, bendiciendo y cantando tus alabanzas para siempre.

Confiando en los méritos y el poder ante el Sagrado Corazón de Jesús.

(Aquí su petición)

Obtén nuestra petición por:

Méritos de tu infancia

La unión perfecta con la divina voluntad

Los sufrimientos heroicos en tu vida de casada

El consuelo que viviste al ver la conversión de tu esposo

Sacrificar a tus hijos antes de que ofendan a Dios

Tu entrada milagrosa al monasterio

Las penitencias austeras y las ofrendas sangrientas tres veces al día

El padecimiento que causó la espina que recibiste de Jesús el salvador

El amor divino que tu corazón consumió

La devoción al Sagrado Sacramento que exististe por cuatro años

La felicidad con la que partiste a reunirte con tu esposo Divino

El perfecto ejemplo en cada estado de vida que diste a la gente

Santa de lo Imposible.

Oh Señor, que has escuchado la plegaria de tu sierva con infinita ternura y gran bondad, Santa Rita, y das a su suplica lo que a la vista es imposible, esfuerzo y conocimiento, como recompensa a su amor compadecido y confianza firme en Tu promesa, apiádate de nuestra adversidad y en nuestras calamidades socórrenos, que quien no cree pueda entender que eres Tu del humilde la recompensa, de los desesperanzados la defensa, de los que confían en Ti la fortaleza, mediante Jesús, nuestro Señor.

Amén>>

También Puedes Leer:

Artículos Relacionados