¿Quién es Santa Elena de la Cruz?

Resulta que esta Santa fue la madre del emperador Constantino, era una persona muy caritativa y misericordiosa, y todas estas virtudes la llevaron a ser después una santa.

En un momento se vio muy interesada en la vida de Jesús, en su vida en general, de tal manera que viajó a Jerusalén para conocer todo sobre estos sucesos, se sentía atrapada y buscaba la forma de sentirse conectada con todo lo espiritual.

Realizó varias acciones que dejaban ver su devoción hacia lo espiritual, no tenía mucho en común con su hijo, trabajaba constantemente para estar en gracia con Dios.

La Historia de Santa Elena

Santa Elena de la Cruz
Santa Elena de la Cruz

<<Antorcha Resplandeciente>>, es lo que significa el nombre de ELENA, la fama de Elena se debe a que era la madre del emperador Constantino, y por haberle dado la libertad a los cristianos tras haber sido perseguidos por tres siglos, a ella se le adjudica haber encontrado en Jerusalén la Santa Cruz de Jesús.

En una ciudad de Rusia nace Elena en el año 270, un hotelero era su padre, tenía una belleza innata. Cuando Constancio Cloro llega a esas tierras, al verla se enamoró perdidamente y la pidió en matrimonio, de esa unión nace un niño al cual pusieron por nombre Constantino, sin saberlo, llegaría a ser reconocido en la historia de la humanidad.

Con el paso del tiempo, Constancio, recibe una propuesta del emperador romano Maximiliano quien lo quería a su lado colaborando, pero tenía una condición y era que tenía que repudiar a su esposa y pidiera en matrimonio a su hija.

Ante tal oferta tan tentadora no se resistió y aceptó, de tal manera que Elena se quedó sola y esto de alguna forma la condujo a tener una vida en santidad.

Cuando muere Constancio Cloro, el hijo de Elena, Constantino, fue proclamado emperador, cabe mencionar que Constantino tuvo una visión antes de ir a una batalla, en donde asegura que Jesús le dijo que con el signo de la cruz podría vencer.

Y así fue, su siguiente batalla fue superada con éxito y en los escudos colocó una cruz como símbolo de aquel sueño que había tenido, entonces, ante esa situación, decretó que fuera liberado el pueblo cristiano, para nunca más ser perseguidos.

Constantino, le dio a su madre, Elena, el nombramiento de emperatriz, mandó a hacer monedas que llevaban su figura y le otorgó poder para usar el dinero del gobierno para lo que ella quisiera.

Para ese momento Elena ya era cristiana, y decidió salir a Jerusalén, llevaba a su disposición obreros a los cuales pidió que le ayudarán a hacer excavaciones en donde había sucedido la muerte de Jesús y para su asombro, descubre la cruz en la cual Jesús había sido crucificado.

Quienes la conocieron, dicen que, a pesar de ser de la alta sociedad, Elena, siempre vestía de forma sencilla, además, se mezclaba entre las personas del pueblo y usaba el dinero para dar limosna entre las personas más necesitadas.

Construyó, tres templos en tierra santa, uno de ellos está en el monte de los olivos y otro en Belén, el tercero está justo en el Calvario.

Y siguió llevando una vida llena de espiritualidad, haciendo obras para la religión y para los pobres, hoy está en el cielo y ayuda a los humanos intercediendo por todos ante Dios.

Los Milagros de Santa Elena

Aunque en la actualidad se le atribuyen muchos milagros y existen un sinfín de testimonios, sin embargo, en vida más que milagros fue la causante de la aparición de varios hallazgos que confirmaban lo sucedido con Jesús.

Por ejemplo, cuando encontraron la cruz, se dice que llevaron una mujer enferma hasta el calvario, y que la hicieron tocar una cruz, pero no sabían cual era la que había soportado Jesús, entonces, cuando toca una de ellas, la mujer simplemente se pone más enferma, luego toca la otra y definitivamente no hay mejoría, pero al tocar la tercera cruz, entonces la mujer tiene una mejoría que se podía notar a simple vista.

También se dice que los clavos que fueron colocados en manos y pies de Jesús fueron encontrados en las excavaciones que realizó Elena, y que con ellos protegió por mucho tiempo a su hijo Constantino cada vez que se iba a una batalla.

Un pedazo de la santa túnica también fue encontrado en esas excavaciones, y Elena la entregó al Arzobispo de Tréveris.

Incluso se dice que encontró un pedazo de la cuna donde colocaron a Jesús cuando nació, y así muchos hallazgos de esas excavaciones.

Día de Santa Elena

Para la comunidad cristiana se ha instituido el día 18 de agosto como el día de Santa Elena.

También se le vincula con la invención de la Santa Cruz y que es conmemorada por los albañiles cada año el día 3 de mayo.

Oración a Santa Elena de la Cruz

<<Se empieza con la oración al Padre Nuestro y un Gloria.

Santa Elena, Gloriosa hija de Jerusalén, que trajiste tres clavos, uno de ellos lo consagraste y lanzaste al mar, otro lo diste a tu apreciado hermano Cipriano y un tercero está colocado en tus palmas que son benditas. Vengo hoy a pedirte prestado ese clavo para poder clavarlo en el alma de (aquí el nombre), lo colocaré en su frente para que me recuerde siempre.

A ti Señor Todopoderoso, te pido hoy que escuches mis suplicas, que me hagas un milagro que veo casi imposible, que me guíes a través de las manos de Santa Elena, todo mi poder y mi voluntad en esas manos que quiero sean el puente que me haga contactar contigo.

Acompáñanos hoy, mañana y siempre, para que no falte la luz en mi vida, Santa Elena vengo a pedirte que regrese ese hombre a mí y que todos mis sueños se cumplan por tu voluntad divina.

Te pido que no voltee a ver a nadie más, que cumpla sus promesas, que no duerma pensando en mí, escucha mis ruegos y concede la gracia que te pido con tus poderes milagrosos, que te pido con amor y devoción.

Amén.>>

[ratemypost]

Subir

Este Sitio Utiliza Cookies Leer Más!