La Historia de Santa Brígida


A los siete años quedó marcada de por vida, en manera espiritual, debido a una visión en donde Nuestro Señor Jesucristo clavado en la cruz le habla y ella recuerda incluso platicar con Él.

De origen sueco, creció en el seno de una familia sumamente religiosa, donde sus bisabuelos y abuelos en peregrinaciones llegaron hasta Jerusalén, y donde todos los viernes sus padres se confesaban.

Su familia poseía riqueza, misma que emplearon en construir nuevas iglesias, conventos y mostraban su caridad ayudando a cuanta persona lo necesitara.

Biografía de Santa Brígida

Santa Brígida
Santa Brígida

Cuando pequeña cuenta la historia que era un gusto para ella escuchar a su madre leer acerca de los Santos, y a los seis años la Virgen se le apareció y le hizo la invitación para que llevara una vida de santidad y en comunión con Dios.

A partir de ese momento las apariciones de tipo celestial se hicieron más frecuentes a lo largo de su vida, eran tantas que, en algún momento, llegó a pensar que estaba alucinando.

Ante esa preocupación visitó al sacerdote más famoso de Suecia y él le dijo que no se preocupara que podía seguir creyendo ya que se trataba de mensajes celestiales.

Tenía una fe muy fuerte por todas esas apariciones y visiones que tenía, que se propuso ayudar a todo el que estuviera cerca de ella para que amaran más a Jesucristo.

A los trece años, su padre la entregó en matrimonio a un hijo de otro gobernante y fueron felices por 28 años, tuvieron 8 hijos, 4 hombres y 4 mujeres, Santa Catalina de Suecia era hija de ellos.

De todos sus hijos solo uno fue un tanto indecente, pero al momento de su muerte, la santa con sus oraciones logró que se arrepintiera de sus pecados. De las hijas dos fueron religiosas y una de ellas igual que el hijo, tomó el mal camino.

Como dama principal colaborando con los reyes de Suecia, se dio cuenta del gasto que se hacía con el dinero en solo ostentosidades, y que el pueblo era explotado, quiso hablar con los reyes, pero fue ignorada.

También Puedes Leer:

Entonces solicitando un permiso se marchó hacia España, su esposo enfermó durante el viaje, alzó sus oraciones para que su esposo se cuidara y apareció en una visión San Dionisio, quien le dijo que con tal de que se dedicara a una vida santa, le concedería la curación de su esposo.

Así sucedió, tiempo después murió en el convento por muerte natural.

Tuvo una visión donde Jesús le habla y le dice que en su vida sufrió de pobreza y que ella tenía demasiadas comodidades, desde ese momento, Brígida empezó a deshacerse de sus propiedades y cosas, entre la gente más pobre, hasta quedar en las mismas condiciones.

Permaneció 14 años en Roma, lugar al que fue con su hija Santa Catalina, dedicándose a ayudar a enfermos, haciendo oración, enviaba muchas cartas a las autoridades tanto eclesiásticas como civiles y al mismo Papa, y todos sus mensajes sirvieron para mejorar de manera absoluta costumbres y eliminar vicios.

Inspirada por el cielo, creó la comunidad de San Salvador, en la capital sueca y había sesenta monjas, con el paso de los años fueron 70 conventos los que llegó a tener en toda Europa.

Visitó los lugares santos donde vivió Jesús, y en esos viajes fue donde más revelaciones tuvo sobre la vida misma de Jesús, ella escribió todas las revelaciones.

Murió a la edad de 70 años en Roma, ciudad a la que regresó un 23 de julio de 1373 y traía consigo fama de santidad, pasaron 18 años de su muerte y fue declarada Santa, en aquel tiempo sus revelaciones eran muy estimadas por los sacerdotes, quienes las leían en las misas.

Para la iglesia católica el día de Santa Brígida es el 23 de julio de cada año.

Revelaciones de Santa Brígida

Las revelaciones de esta Santa tenían referencia a hechos o situaciones de mucha polémica en sus tiempos.

Una de sus predicciones, fue que el emperador y el Papa, se reunirían de forma amistosa en la ciudad de Roma, lo que después de predecir, sucedió en 1368 los protagonistas fueron: el Papa Urbano V y Carlos IV.

En otra visión Jesús la envío para darle aviso al Papa sobre la llegada de su muerte, con el fin de que se aprobara el convento de Vadstena, la regla se había sometido antes para la aprobación cuando Urbano V, pero no dio respuesta hasta tiempo después fue aprobada.

Después de 4 meses de autorizada la regla, el Papa murió, la Santa, escribió en varias ocasiones al sucesor Gregorio XI, el cual residía en Aviñón, en donde lo invitaba a cambiar su domicilio a Roma, Brígida murió y el Papa tardó cuatro años más para mudarse.

Promesas a Santa Brígida

Santa Brígida recibió de Nuestro Señor Jesucristo unas promesas, siempre que ella se mantuviera fiel rezando el Santo Oficio, esas promesas divinas son las siguientes:

<<Cualquier persona que rece estas oraciones, adquiere el máximo grado de la perfección>>

<<Tendrá un conocimiento exacto de sus pecados y constricción de ellos profundamente, quince días antes>>

<<A fin de que pueda escapar del hambre eterna, le daré mi precioso cuerpo y beberá mi preciosa sangre y nunca permanecerá sediento, esto será quince días antes de su muerte>>

<<Serán liberadas 15 almas del purgatorio que sean familiares>>

<<Serán confirmadas y preservadas en la gracia 15 almas de su familia>>

<<Si alguien ha vivido en pecado mortal por treinta años, pero con devoción reza las oraciones, Yo, tú Señor, sus pecados he de perdonar>>

<<Si durante toda su vida ha hecho su propia voluntad y va a morir el día siguiente, su existencia será prolongada>>

<<Todo lo que haya pedido a Dios y a la Virgen Santísima le será concedido>>

<<En cualquier sitio donde esté rezando, Dios por su gracia estará presente>>

También Puedes Leer:

<<Aquellos que enseñen estas oraciones, serán merecedores de incalculables méritos y su gloria en el cielo será mayor>>

<<Cada vez que esas oraciones sean rezadas habrá ganado cien días de indulgencia>>

<<Liberaré de la muerte eterna su alma>>

<<Tiene mi promesa de que será parte de los bienaventurados en el cielo>>

<<Contra las tentaciones del mal lo defenderé>>

<<Guardaré y preservaré todos sus sentidos>>

<<De una muerte repentina lo protegeré>>

<<Para que venza a los enemigos de su alma colocaré mi cruz victoriosa ante él>>

<<Antes de que muera, lo visitaré a lado de mi Madre amada>>

<<Estaré muy complacido de recibirlo y lo llevaré hasta los gozos eternos, llegando ahí, beberá de la fuente de mi divinidad>>

Oraciones de Santa Brígida

<<Oh, Jesús deseado y amado desde lo profundo de mi corazón, acuérdate del dolor que sufriste, cuando como un criminal común, desnudo, clavado y elevado a la cruz, al ver que tus familiares y amigos desertaran como te lastimó.

Pero allí estaba tu Madre amada y Juan tu discípulo, quienes estuvieron hasta el último suspiro contigo. Sin importar que desmayando estaba su naturaleza humana, y por tu inmenso amor por nosotros nos diste el inmenso regalo: Nos diste como Madre a María, te debemos tanto nuestro Salvador, por tan sublime regalo, solo dijiste a María… Mujer, aquí está tu hijo, y a tu discípulo dijiste… Aquí está tu Madre.

Oh Rey de Gloria te suplicamos, por aquella espada que cruzó el alma de tu inmaculada Madre, que te apiades de nosotros en las aflicciones y tribulaciones espirituales y corporales, que nos brindes tu ayuda en cada una de las pruebas, sobre todo, en el momento de nuestra muerte. Amén.

(Se finaliza con Padre Nuestro, Ave María, Gloria).

[ratemypost]

También Puedes Leer:

Artículos Relacionados