¿Quién Es San Elías Del Monte Carmelo?

Profeta que es mencionado en el Antiguo Testamento, hebreo, cuando el pueblo de Israel estaba siendo infiel a Dios, él se encargó de hacer que regresaran al camino correcto.

También fue elegido por Dios, quien le habló en el monte Sinaí, en una aparición muy similar a lo que pasó con Moisés, y le dio la capacidad de realizar milagros e incluso separó las aguas del río Jordán.

En las imágenes de la actualidad lo representan subiendo hacia el cielo en una carroza de fuego, tal como fue llevado por Dios y en otras representaciones, aparece con una espada de fuego, como acabando con los paganos y falsos profetas.

La Historia de San Elías del Monte Carmelo

San Elías del Monte Carmelo
San Elías del Monte Carmelo

Cuenta la historia que cuando Elías nació, su padre tuvo la visión de ver ángeles que rodeaban al niño y que veía como era alimentado y vestido con fuego. Nació en un pueblo de nombre Galaad, siglo IX a. C. su sólo nombre tiene un significado único <<mi Dios es Yahvéh.

En la biblia lo señalan como un hombre que dedicó su vida a Dios, y que lucho con verdadero ahínco para que se adorara al único Dios verdadero. Le tocó vivir en una época muy dura, justo cuando el rey Ajab, quien era motivado por su esposa Jezabel, adoraban a un dios extranjero, haciendo lo que el verdadero Dios no quería.

Ese Dios extranjero tenía por nombre Baal, y según ellos creían que tenía el don de hacer llover y le adoraban con la intención de que hiciera que los campos fueran más fértiles, dando vida a animales y personas.

Por eso, Elías fue elegido por Dios, para que hablara con las personas en su nombre y les hiciera ver que estaban desobedeciendo sus mandatos. Y por supuesto que hubo consecuencias sobre estos actos.

Por años tuvieron sequía, la lluvia no se hacía presente, pues Elías había hablado con el rey, pero éste hizo caso omiso y siguieron adorando a Baal. Así que, sufrieron por 36 meses este fuerte castigo y los animales murieron y las personas no tenían qué comer ni beber.

Elías, por orden de Dios se trasladó a una cueva donde había una fuente de agua y unos cuervos eran los que lo alimentaban, le llevaban pan todas las mañanas y por la tarde carne, cuando la fuente quedó sin agua, Dios le dijo a Elías que tenía que ir a Sarepta y se instalara ahí.

En la ciudad nadie lo conocía, entonces, él pide a una mujer que le regalara agua y pan para comer, la mujer le dijo que no podía ayudarlo pues solo tenía un poco de harina y aceite, que le serviría para hacer solo un pan y comerlo ella y su hijo o de lo contrario moriría de hambre.

Entonces, Elías confiado le dijo… Prepara el pan por favor y no te hará falta harina ni aceite hasta que la lluvia nuevamente caiga sobre la tierra, la mujer, aunque dudosa, le hizo caso, preparó pan, y todo lo que Elías le dijo se cumplió, y se alimentaron todo el tiempo que duró la sequía.

Un poco después, el hijo de la señora que lo alimentaba se enfermó de gravedad y murió, la madre estaba destruida por completo y se preguntaba porque le pasó eso y se mantenía llorando por la pérdida de su hijo amado.

Entonces, Elías, se paró a lado del hijo ya muerto y con toda su fe empezó a rezar y de pronto el hijo resucitó, la madre quedó gratamente sorprendida y enseguida reconoció a Elías diciéndole… <<Sé ahora que eres un hombre de Dios y que Él habla por tus labios>>.

Un día, el rey Acab se encontró con Elías, y lo culpó de la desgracia de Israel, pero Elías le respondió que fue el mismo y su esposa los que ocasionaron tale sucesos cuando desobedecieron a Dios.

Elías, pidió al rey que reuniera a todos los habitantes al monte Carmelo y también a los profetas falsos del dios Baal, que sumaban cerca de 450 y que estaban unidos a Jezabel, su esposa.

Cuando estaban todos reunidos, Elías les preguntó… ¿Hasta cuándo estarán entre uno y otro Dios?, sería mejor que sigan a un solo Dios, los que están con Baal, síganlo y los que están con el Dios verdadero Síganlo también, pero todos se quedaron callados.

Al ver el silencio de todo el pueblo, Elías les propone una solución, y ya que era un solo profeta del Dios verdadero contra 450 de Baal, les pidió que probaran haciendo lo siguiente:

<<matemos dos novillos y coloquemos sobre leña sin encender el fuego, les pidió que elijan a un profeta y que éste invocara a su Dios para que encendiera el fuego a la leña, al mismo tiempo, él habla a Yahvé, y el Dios que encendiera el fuego tendría que ser el que todos debían considerar como el Dios verdadero>>

El pueblo no tuvo objeción y así lo hicieron.

Los profetas de Baal, hicieron lo que tenían que hacer, invocaban a su Dios y gritaban con toda su fuerza, pero nada sucedía, Tocando el turno a Elías, les pidió a todos que lo observen, y empezó a rezar con toda su fe y expresaba… <<Yahvé, el Dios de Abraham, de Isaac, de Israel, que todos sepan que eres tú el Dios de Israel, yo soy tu siervo, y por tu orden hago esto, Yahvé responde, respóndeme.

Y de pronto se hizo el fuego, Elías pidió también que encendiera a los falsos profetas de Baal, que no quedara ni uno vivo y así sucedió, ante tal milagro el pueblo estaba emocionado, todos los profetas fueron asesinados.

Y fue así como el castigo por la idolatría a Baal terminó, y el agua regresó al pueblo, pero Jezabel no estaba conforme, se enojó mucho cuando supo lo que Elías había hecho y de que habían asesinado a los profetas, y mandó que lo mataran.

Elías, se fue al desierto para salvar su vida, a pesar de que había ganado en esa lucha, no tenía más fuerzas para seguir luchando. En el desierto caminó por un día completo y pedía a Dios que quería morir.

De tanto cansancio, se quedó dormido y fue un ángel el que lo despierta, lo alimentó y le dio de beber agua, luego se volvió a quedar dormido, hasta que nuevamente el ángel lo despertó y le dijo que todavía tenía que seguir adelante y que venían cosas muy fuertes, Elías, bebió agua, comió y obtuvo las fuerzas necesarias para seguir adelante.

Por 40 días con sus noches camino en el desierto y llegó al monte Horeb, entró en una cueva y pasó ahí la noche, de pronto escuchó una voz que decía… <<sal y ven a la montaña ante Yahvé>>.

Llegó un huracán y Dios no estaba ahí, llegó un terremoto y Dios no estaba ahí, llegó fuego ardiente y Dios no estaba ahí, un día llegó una suave brisa y Elías se puso una manta y salió.

Fue entonces cuando aprendió, que no debía ser violento como el huracán, que no tenía que ser tan duro como el terremoto, y tampoco asustar como el fuego, que tenía que ser amable y suave como esa brisa.

Escuchó una voz que le dice… ¿Qué haces aquí?, él contesta… los hijos de Israel te abandonaron, han matado a los profetas, han derribado los altares, solamente estoy yo y me están buscando para matarme.

Entonces, Yahvé, que siga su camino y que Él elegiría a Yehu para que fuera rey de Israel.

Eliseo, fue nombrado por Elías como su sucesor, ya que era un fiel seguidor y Dios le avisó que sería llevado al cielo. Juntos llegaron al río Jordán y Elías lo tocó con su manto y el río se abrió para que pasaran sin que se mojaran.

Como un último favor, Eliseo le pidió a Elías que le pasara sus dones espirituales y Elías le respondió… <<cuando esté subiendo al cielo, si me ves, será concedida tu petición>>

Y un carro fuego se llevó a Elías y Eliseo fue testigo y así fue que recibió todos sus poderes y pudo hacer milagros.

San Elías del Monte Carmelo Barón del Cementerio

En el mundo de la santería, San Elías es usado ya que hizo el primer milagro de la resurrección, ¿recuerdas cuando resucitó al hijo de la señora que lo alimentó?, por eso también es conocido como el patrón de los muertos.

En caso de que alguien sea molestado por un muerto, se acude a San Elías, para que se le deje tranquilo. Por eso se le conoce como al espíritu que se encarga de los muertos.

Día de San Elías

Es celebrado por la iglesia católica el día 20 de julio de cada año

Oración a San Elías del Monte Carmelo

<<Oh, San Elías,

Que profesaste a todo un pueblo la fe en Dios, que para nosotros fuiste un ejemplo a seguir, en esta ocasión nos dirigimos a ti para pedirte (aquí la petición), te rogamos intercedas por nosotros ante Dios Padre, para que nos ayude en esta situación.

De tu trascendencia divina y de tus milagros somos testigos, gracias por enseñarnos a amar a Dios, por favor, escucha mis ruegos y as tu santa voluntad, por Jesucristo nuestro Señor. Amén>>

[ratemypost]