¿Quién Fue Sor Lucía Vidente de Fátima?

En el día de hoy hablaremos sobre Lucía Dos Santos, la última sobreviviente de los pastorcitos a los que se les apareció la virgen de Fátima en Portugal. Lucia nació el 22 de marzo de 1907, en una aldea de Fátima.

Historia de Sor Lucía Vidente de Fátima

Cuando tenía 10 años, estaba paseando por los campos con dos de sus primos, Jacinta y Francisco, cuando se les apareció por primera vez la Virgen, precisamente en la Cova da Iría.

Cuando esta se apreció, Lucía fue la única que pudo entablar una conversación con ella, su prima Jacinta, podía verla y oírla, mientras que Francisco tan solo la veía (escuchaba su mensaje al oír a su hermana y su prima) ya que poseían diferentes grados de videncia, siendo Lucía la más completa en esta área.

Sor Lucia Vidente de Fatima

Lucía entró a el colegio de las Hermanas Doroteas a los 14 años de edad, un colegio de la localidad de Vilar, cerca de Oporto, presuntamente para protegerla de los miles de peregrinos que llegaban a Cova da Iria para hablar con ella, se mantuvo en este colegio varios años, hasta que en 1928 se trasladó a la ciudad Tuy de España, donde vivió por muchos años, en 1946 regresa a Portugal y 2 años después entra en el Carmelo de Santa Teresa de Coimbra, donde profesó como Carmelita descalza en 1949.

En las apariciones de cuando era niña, la virgen le decía a ella y a sus primos, que Francisco y Jacinta pronto irían al Cielo, pero que Lucía debía quedarse en la tierra para propagar sus mensajes, y tal cual como dijo, sucedió. 

Francisco y Jacinta fueron víctimas de la gripe española, quitándole la vida a Francisco a los 10 años de edad en abril de 1919, y a Jacinta en febrero de 1920 con tan solo 9 años de edad.

En 1952 se inició su proceso de beatificación, terminando el 13 de Mayo de 1989, por el papa Juan Pablo II en Cova da Iría, en el santuario de las apariciones, estaban presentes unas 700.000 personas aproximadamente junto al papa, y entre ellas, su prima Lucía.

Ella falleció en Febrero de 2005, durante los días de la novena de los beatos Francisco y Jacinta, en su querido Carmelo, donde mucha gente dice que seguía siendo visitada por la Virgen, y donde también el papa, la visito.

A lo largo de su Vida, Lucía tuvo varias oportunidades de presenciar videncias muy claras y reales, desde niña, en Cova da Iría, luego cuando se fue a vivir a España, allí presenció varias apariciones de la Virgen y el Niño, la primera ocurrió el 10 de diciembre de 1925 en su habitación. Y se cree que fue así a lo largo de toda su vida.

¿Que es Ser un Vidente?

Se puede afirmar entonces, que Lucía, era una vidente de nacimiento. Está muy claro que la videncia es algo que se puede entrenar, pero aún así, los mejores profesionales son los que poseen este don desde el nacimiento. 

Estas son personas que han nacido con un don único, que puede haber sido heredado de sus antepasados y les ha llegado de una manera completamente natural. 

Fueron elegidos para desarrollar este don y ayudar a los demás, por esto, los mejores videntes son los que poseen el don del nacimiento.

Hoy en día existen muchas personas que son videntes, es decir, que pueden hacer predicciones o descubrir cosas ocultas o desconocidas por medio de procedimientos que no se basan en la lógica, la razón ni en el conocimiento científico, tienen ese don de la Videncia.

Un vidente de nacimiento, es esta persona que ha desarrollado el don heredado de la clarividencia y médium durante su vida. 

Es una persona que ha logrado alcanzar un alto grado de perfeccionamiento, lo que hace que sus predicciones sean realmente completas, precisas, sorprendentes y sobrenaturales, exactamente lo mismo que pasaba con Sor Lucia, la vidente de Fátima.

En la actualidad hay videntes que continúan con el legado de Sor Lucia, como es el caso de Mayka Solano, vidente natural de nacimiento, tarotista y médium.

Es una de las tarotistas y videntes más reconocidas de España. Lleva más de 20 años dedicándose a este sector y cuenta con una gran cantidad de personas que, día a día, contactan con ella para poder solventar sus dudas.

Es una vidente natural de una familia con una tradición de videncia que cuenta con más de 5 generaciones.