¿Qué es la Orden Sacerdotal en la Iglesia Católica?


La orden sacerdotal es el sacramento a través del cual se da la categoría de ministros de Cristo a creyentes que estén resueltos a acoger de manera libre y voluntaria el celibato.

Es una consagración total de la persona que lo recibe y le capacita para desempeñarse como si fuera el mismo Cristo a quien se le considera cuerpo espiritual de la iglesia.

De tal manera que debemos comprender que el sacerdote es un ministro representante de Jesús, ya que es de él de quien recibe el poder sagrado para enseñar/educar a los fieles.

Es a través del sacerdocio ministerial que Jesús se presenta en la iglesia. Quienes reciben la consagración sacerdotal inicia una vida de servicio a Dios de manera total pero también de servicio hacia los hombres.

¿Qué es la Orden Sacerdotal?
¿Qué es la Orden Sacerdotal?

Orden Sacerdotal Signos

Imposición de las manos

El signo más representativo de la orden sacerdotal es cuando el Obispo se acerca a los candidatos y realiza la imposición de las manos sobre la cabeza de estos.

Con este gesto Jesús toma posesión de su ministro, pero a la vez le expresa que estará siempre bajo su protección.

Oración Consagratoria

La orden sacerdotal está formada por tres grados entre sí y es por eso que la oración o ritual en el momento de la celebración del ordenado pueda variar, dependerá básicamente del grado.

Grados del Orden Sacerdotal

Mediante la imposición de las manos el creyente es llamado para su servicio a la iglesia en tres órdenes o grados diferentes: Diácono, Sacerdote u Obispo.

Episcopado

El episcopado está por encima de las otras dos órdenes, y corresponde a los Obispos, éstos son los continuadores de los apóstoles.

Presbiterado

Este grado corresponde a los sacerdotes quienes son los auxiliares de la misa.

Diaconado

Corresponde a los Diáconos, los cuales son ordenados para colaborar con el Obispo y con los sacerdotes en su ministerio.

Una vez ordenado como Sacerdote, la actividad principal de éstos es la celebración de la Homilía, desempeñando funciones como: Perdón de los pecados, Otorgar los sacramentos, Difundir la palabra del Señor, Ser la guía de los fieles especialmente en las cosas que respecta a Dios.

Rito de Ordenación Sacerdotal

Dentro de las celebraciones religiosas, ninguna es comparada con la de las ordenaciones, especialmente si hablamos de las consagraciones de Obispos.

En la celebración se puede apreciar toda la solemnidad y elegancia posible, que indican un sentido pleno sobre lo que el Espíritu Santo está llevando a cabo en la iglesia.

Todas las ordenaciones: Sacerdocio, Obispo y Diácono, se realizan con la misma laboriosidad y en cada una de ellas el rito principal es la imposición de las manos del Obispo sobre la cabeza del fiel creyente que será ordenado, mientras se dice una oración consagratoria específica, en donde se pide a Dios derrame su Espíritu Santo con todos sus dones para consagrar el ministerio por el cual será ordenado el candidato.

La celebración de las ordenaciones se lleva de la siguiente manera:

Presentación

Después de la homilía del Obispo en la misa de las ordenaciones, los candidatos se presentan ante el mismo por quien son interrogados sobre sus firmes intenciones y a su vez les da la bienvenida.

Paso seguido, invita a la audiencia a rezar por ellos y otorga su bendición. Si hay candidatos para el diaconado, es justo el momento de aceptación del voto de celibato.

Interrogación del Obispo: En señal de la entrega que ustedes hacen de sí mismos al Señor ¿Quieren guardar el celibato por causas del reino de Dios durante su vida, para el servicio de Dios y los hombres?

Candidato: Sí quiero.

Es importante saber que la ley del celibato no es de origen divino, más bien tiene sus orígenes en tiempos apostólicos cuando San Pablo hace la invitación a permanecer solteros para el reino de Dios.

Obediencia al Obispo

La colaboración de los presbíteros con los sacerdotes es muy íntima, forman con él un equipo de relación estrecha por eso son los elegidos poniendo sus manos entre las de los obispos en señal de respeto y obediencia.

Letanías

Colocados de rodillas se da inicio a las letanías de los santos, en donde se invoca a aquellos que vivieron el evangelio profundamente, los santos son modelos y a la vez intercesores ante Dios.

Ordenación

En posición de rodillas ante el Obispo, éste se acerca a cada uno de ellos u coloca sus manos en la cabeza en silencio, un silencio que permite al Espíritu Santo comunicar al elegido todos sus poderes.

Acto seguido y dependiendo del caso, extiende las manos, diciendo la oración consagratoria.

Unción de Manos

Usando el Santo Crisma que es usado en el bautismo y la confirmación, el obispo unge las manos del nuevo sacerdote para ser consagradas en santificación de las almas y en ofrenda del sacrificio de Cristo.

Los diáconos mientras tanto reciben el libro de los evangelios, los presbíteros reciben la patena y el cáliz, que son símbolos del Santo Sacrificio de la Misa, a partir de ese instante ya pueden ser celebradas por ellos.

Es importante tener conocimiento de que según el derecho canónico solamente los varones bautizados reciben la sagrada ordenación de forma válida, al menos en la religión católica, quien es determinante al decir que Jesús en ningún momento incluye a la mujer para recibir los dones del Espíritu Santo.

De hecho están claros en que no hay ser humano que tenga derecho al sacerdocio, sino que las personas que se consagran reciben un llamado divino.

Los estudios en el seminario permiten a las autoridades discernir si los candidatos son aptos o no para llegar al ministerio sacerdotal, por desgracia muchos de los candidatos no son llamados, sostienen que el sacerdocio es un don inmerecido.

En iglesias protestantes ya ha tenido influencia movimientos feministas, de tal manera que han logrado el objetivo de ser tomadas en cuenta para tener la misma oportunidad que los hombres de ser sacerdotisas, pastoras, incluso obispas.

En términos generales, la orden sacerdotal actúa sobre la enseñanza de los apóstoles quienes fueron encomendados a seguir hasta el fin de los tiempos difundiendo la palabra de Jesús.

[ratemypost]

También Puedes Leer:

Artículos Relacionados