Oración a las Ánimas Benditas del Purgatorio


Oración a las Ánimas Benditas del Purgatorio
5 (100%) 1 vote[s]

Según la iglesia católica las ánimas benditas del purgatorio son las Almas que penan en estado purgatorio antes de su partida al cielo, a la gloria. Y Purgatorio, es el estado en el que se encuentra una persona que muere en gracia con Dios, más requiere de una purificación total para poder llegar a la gloria de Dios.

Es importante saber, que quienes mueren en amistad con Dios, tienen segura la vida eterna, pero requieren de la ayuda de los vivos, para poder purificar su alma y poder así subir a los cielos.

La ayuda que las personas vivas creyentes puede dar a las ánimas del purgatorio es a través de los rezos, debemos recordar que es un mandato divino el rezar por los fieles difuntos, es incluso uno de las obras de misericordia.

Debemos ser caritativos con los fieles difuntos y ayudarlos a purificar su alma por completo y quien mejor que los vivos para cumplir con este requerimiento que les permitirá salir del purgatorio y subir al cielo.

Oración a las Animas Benditas del Purgatorio
Oración a las Animas Benditas del Purgatorio

Oración a las Almas del Purgatorio

Benditas almas del purgatorio, pedís ayuda porque estáis sufriendo, sufragios para vuestro alivio y en el día de hoy, voy a ofrecer mis plegarias en vuestro favor, te rogamos hoy nuestro señor Jesucristo por las almas de tus siervos que has mandado emigrar de este mundo, para que no las dejes en el purgatorio, sino que mandes a tus santos ángeles y las tomen y las lleven a la patria del paraíso, pues esperaron y creyeron en ti, para que no padezcan las penas del purgatorio, sino que posean los gozos eternos y a vosotras os pido a cambio que os acordéis de mis necesidades, liberadme de los peligros que me acechan y obtener para mí esta gracia.

Y a continuación rezamos el Padre Nuestro y un Salve.

Son las almas que más nos necesitan, hay pocas personas que trabajan para salvar las ánimas del purgatorio, quizá se nos olvida que tenemos familia entre todas ellas y que igualmente si no hacemos oración por ellas, estamos dejando a nuestros familiares en tiempo de espera.

No hay nadie más interesado en que las almas del purgatorio estén en el cielo, que Dios mismo, nos pide entonces que los ayudemos, dándonos el poder para aliviar y liberar sus almas y esto es bien visto por nuestro Señor.

A su vez, las ánimas del purgatorio son bastante agradecidas con quienes les ayudaron a ser liberados y disfrutar de la vida eterna prometida por Dios. Ellos también oran por sus benefactores y no descansan hasta que los saben libres de pecado y les aseguran un lugar en el cielo, además, Dios no puede negarse a nada que las ánimas le soliciten.

Incluso, y es importante mencionarlo, se dice que las personas que oran por los fieles difuntos obtienen la gracia de Dios en muy corto tiempo por lo que no deben penar demasiado tiempo en el purgatorio.

Así que, si usted es un creyente de la iglesia católica y no ha puesto mucha atención en orar por las almas del purgatorio, le recomendamos que las ayude, porque se estará ayudando a sí mismo para cuando llegue su hora de partir.

Ánimas Benditas del Purgatorio Significado

Se trata de las almas de todas las personas que han muerto en gracia con Dios, es decir, que mientras estuvieron aquí en la tierra cumplieron sus mandamientos e intentaron vivir conforme a sus enseñanzas.

Las almas, antes de ir al Cielo, se mantienen penando en un estado conocido con el nombre de purgatorio, como la misma palabra lo indica, están purgando sus almas para liberarlas de pecado y poder así ir a lado del Señor.

Entiéndase que purgatorio no es un estado físico, sino un estado del alma que entra en purificación después de la muerte.

Se cree que todas las almas que están en estado purgatorio tarde o temprano estarán entrando al Cielo, orar o rezar por ellas acortan su estancia en ese estado.

Oración Para Salvar 1000 Almas del Purgatorio

Santa Gertrudis recibió del Señor una oración con la que al rezarla se podrían salvar 1000 almas del purgatorio, hoy la vamos a conocer y esperamos que puedas poner un granito de arena para rescatar a 1000 almas del purgatorio, recordemos que un día necesitaremos de alguien que ore por nuestra alma.

“Oh Dios Eterno, te brindo la bellísima sangre de tu sublime hijo en alianza con las liturgias celebradas alrededor del mundo por todas las benditas almas del purgatorio, por las ánimas del mundo, por todos los infractores del mundo, por los que pertenecen a mi morada y a mi dinastía”. Amén.

Debe rezarse esta oración al menos dos veces al día y con ello se podrán rescatar las mil ánimas del purgatorio.

Novena a las Almas del Purgatorio

Como ya hemos mencionado las personas que mueren en gracia con Dios están en un estado de purificación de su alma, es importante hacer oración por ellas para que sean perdonados por los pecados que tenían sin perdonar cuando llegó el momento de su muerte.

Para que los rezos u oraciones tengan efecto, cerca del día de los fieles difuntos (2 de noviembre) se realiza una novena por las ánimas del purgatorio para pedir a Dios por ellas.

Veamos cómo se reza la Novena a las ánimas del purgatorio…

La Señal

Hacemos la señal de la cruz en la frente, boca y pecho.

Acto de Contrición

Jesucristo, Señor mío y Redentor, arrepentido estoy de todos mis pecados cometidos hasta el día de hoy, de todo corazón me pesa haberte ofendido, ofrezco decididamente no volver a cometer pecado y en tu misericordia infinita confío me concedas el perdón por mis pecados y me lleves a la vida eterna. Amén.

Oración de la Novena

Padre bendito, Padre amoroso, que para las almas salvar, has querido que tu único hijo al hacerse hombre se afianzara a la vida de carencias y martirio, que derramara su sangre crucificado para la salvación de la humanidad.

También Puedes Leer:

¿Por qué dejarías que las almas que mucho importaron a Jesús estuvieran en estado purgatorio por mucho tiempo? ¿Por qué permitirías que la sangre tan preciada de tu hijo fuera derramada en vano?, Compadécete pues, de estas almas pobres y libéralas de sus tormentos.

Compadécete también de mi alma y libérala de la esclavitud de la imperfección. Ofrezco por las culpas que he cometido este novenario que poco valor ofrece, pero en alianza con las virtudes de tu hijo, te pido que nos veas a todos, vivos y muertos, con tus ojos de misericordia, y haz que un día celebremos tu misericordia en nuestro eterno descanso en la gloria. Amén.

Día 1

Jesucristo Señor mío, que nos has pedido consciencia y perfecta santidad, te suplicamos sean concedidas por ti, y a quienes no la tuvieron y se están purificando, apliques nuestras obras para llevarlos pronto a la gloria. Te lo rogamos por la intercesión de María tu madre y San José.

Oración por un Miembro de la Familia

Buen Jesús, tu corazón siempre ha sido conmovido por el dolor y el sufrimiento de los demás. Te pido mires con misericordia las ánimas de mi querida familia en el purgatorio. Oye mi lamento de lástima por ellos y permite a quienes has separado de nuestra morada y corazón gocen pronto de la paz eterna en la morada de tu amor en los cielos.

Oración de los Padres Difuntos

Dios Mío, Tu mandato es honrar a los padres. Apiádate de mi padre (madre) y no tomes en cuenta sus pecados. Permíteme volver a verlo (la) nuevamente en el gozo de la vida eterna. Te lo pedimos en nombre de Jesucristo. Amén.

Oración Para Las Almas del Purgatorio

“Oh Dios Eterno, te brindo la bellísima sangre de tu sublime hijo en alianza con las liturgias celebradas alrededor del mundo por todas las benditas almas del purgatorio, por las ánimas del mundo, por todos los infractores del mundo, por los que pertenecen a mi morada y a mi dinastía”. Amén.

Oración Final

Señor nuestro creador y redentor, Jesús mediante tu poder ha conquistado la muerte y regresó a ti victorioso. Permite que todos nuestros hermanos que se nos han adelantado en la fe (en especial …) sea partícipe de su gran victoria y goce por siempre de la perspectiva de tu gloria donde Jesús reina a tu lado y del Espíritu Santo, por todos los siglos. Amén.

  1. Dale Señor el descanso eterno
  2. Irradie para ellos la luz perpetua
  3. Ruega por todos nosotros y por los que ya han muerto en el Señor
  4. Amén.

La Señal

Hacemos la señal de la cruz en la frente, boca y pecho.

La Novena transcurre igual durante los 9 días, sólo hay un cambio dentro de la misma y corresponde al día en cuestión, donde dice día 1, al siguiente día cambia, aquí dejamos el texto de la oración que cambia conforme al día.

Día 2

Jesucristo Señor nuestro, nos unimos a ti que eres la cabeza de tus fieles cristianos para convertirnos en un mismo cuerpo que es el templo: te pedimos que nos unas cada vez más a ti y que nuestros rezos y buenas obras sean aprovechados por las almas de nuestros hermanos del purgatorio, para que así puedan pronto subir al cielo y reunirse con sus demás hermanos.

Día 3

Jesucristo Señor mío, que castigas con justicia a los pecadores en esta vida o en la otra, ayúdanos a nunca pecar y ten piedad de los que han pecado y no pudieron por falta de tiempo, porque no quisieron o porque no tuvieron voluntad ahora están padeciendo en el purgatorio, te pedimos los lleves pronto a su descanso eterno.

Día 4

Jesucristo Señor mío, que en este mundo o en el otro exiges la penitencia de pecados veniales, danos temor de ellos y ten piedad de los que por haberlos cometido hoy están purificándose, libéralos a ellos y a todos los que hemos pecado, para que lleguen a la gloria eterna.

Día 5

Jesucristo Señor mío, que castigas con penitencia a los que no pagaron en esta vida o que no contaron con la caridad suficiente, acepta nuestra misericordia y caridad para que mediante ellas puedan llegar pronto al descanso eterno.

Día 6

Jesucristo Señor mío que nos has mandado honrar a nuestros padres, familia, amigos, te hacemos una súplica por las almas del purgatorio, sobre todo por la de nuestros padres, familia, amigos para quienes hemos realizado esta novena, y puedas así llegar a la gloria eterna.

Día 7

Jesucristo Señor mío, ten misericordia te pedimos por aquellos que les llegó la hora de su muerte y no fueron preparados con los sacramentos, para que no sea eterna la purificación de sus almas, y te rogamos que les permitas a todos ellos lleguen a la gloria y no te olvides de nosotros, ayúdanos a recibir los últimos sacramentos antes de partir a tu morada.

Día 8

Jesucristo Señor mío, que mantienes apartados de la gloria a quienes vivieron aferrados a los bienes materiales para que de alguna manera purifiquen su alma del deseo insano, calma Señor su ambición y llena sus deseos, para que puedan gozar pronto de tu presencia y concédenos a nosotros amar solo los bienes celestiales para no desear con ansias los terrenales.

Día 9

Jesucristo Señor mío, por tu inmensa bondad y tus méritos interminables, sé benévolo con tus hijos que viven lamentándose en el purgatorio y anhelan ver la luz de tu rostro, de sentir tu abrazo, de tener descanso a tu lado, compadécete de sus lamentos y perdona lo que les haga falta por pagar de sus culpas. Te ofrecemos nuestras obras y sufragios, también los de tus Santos, los de tu Madre y tus propios méritos para que puedan salir pronto de su encierro y reciban de ti su libertad y la gloria eterna.

También Puedes Leer:

Artículos Relacionados