¿Cuál Era La Religión De Los Aztecas?


Puntúa este Artículo

La civilización azteca, una de las más respetadas y poderosas en vista de su riqueza en cultura que ha sido el punto de atención de muchos expertos que se han encargado de estudiarla.

Sin duda, se trató de una sociedad cuyo punto focal de su cultura era regida estrictamente por la religión, de allí que sus creencias eran muy fuertes, todo esto se evidenciaba en el arte, la gastronomía y el simbolismo que ellos había dejado a la civilización actual.

Para entenderla es importante descubrir todos los detalles que la religión azteca tienen, esta es la mejor manera para conocer sus raíces, esto es lo que se tratará en este artículo cuidado que la comprensión del mismo sea lo menos complejo posible.

Creencias Religiosas de los Aztecas

La Religión De Los Aztecas
La Religión De Los Aztecas

La religión azteca era estrictamente politeísta, esto quiere decir que veneraban más de un Dios o deidades. Cabe destacar que muchas de estas representaciones eran relevantes en la agricultura y otras estaban asociadas a los ciclos solares.

Para conmemorar cada una de estos dioses se realizaban grandes celebraciones donde la comida abundante no podía faltar así como los sacrificios humanos que eran la ofrenda para la deidad que se estaba homenajeando.

Otro punto que se debe entender es que la religión era estrictamente controlada por el Tlatoani quien era el alto sacerdote que se encargaba de gobernar todos los templos y de llevar a cabo los precintos ceremoniales. En pocas palabras, era la cabeza de la religión azteca.

Entre las creencias religiosas están la festividades que debían ser celebradas mensualmente, así mismo se debían realizar rituales que estaban centrados en el gobernante, es decir la finalidad eran mantener estables los sistemas del cosmos y los políticos, en este caso los rituales eran sacrificios humanos.

Ofrendas

Dependía de la deidad que se honraba, en el mayor de los casos se trataban de sacrificios humanos o de sangre. En esta religión se tenía la creencia que cada cantidad de años el sol moría, así que los dioses llevaban a cabo una importante batalla y se debilitaban por ello se ofrecía sangre para darle más fuerza a ellos.

Astronomía

Eran muy importante para la religión azteca, a tal magnitud que muchas de sus costumbres y tradiciones giraban en torno al calendario de todos los planetas y las estrellas.

Lo que actualmente es una ciencia para los aztecas era parte imprescindible en la religión. Poseían observatorios donde podían estudiar el sol, la luna y todos los planetas, de allí que eran capaces de predecir algunos fenómenos naturales como los eclipses.

Características de la Religión Azteca

Cuando se habla de la religión azteca, sin duda hay que hacer referencia a todas las características de la misma, es conveniente conocerlas para entender más sobre ellos y su sistema religioso.

Creación del mundo en cinco intentos

Según la religión azteca, fueron cinco los intentos para crear el mundo que tuvieron que hacer los Dioses.

Sacrificio humano

Existían muchas leyenda en este religión, una de ellas es que en el cielo siempre había una lucha constante entre la luz y la oscuridad, los dioses daban batallas constantes por lo que requerían sangre para fortalecerse, de allí que surgen los sacrificios humanos como ofrendas.

Fin del mundo cada 52 años

Tenían la creencia de que cada 52 años el mundo se terminaba. Sabiendo esto, la mayoría de las personas religiosas extinguían los fuegos y pasaban a destruir cada una de sus pertenencias, así como quedan en luto por un largo tiempo.

Una vez que la constelación Pléyades aparecía era el antídoto para que el mundo siguiera por otros 52 años más.

El mundo dividido en cuatro partes

Según esta religión, el mundo está dividido en cuatro partes, en el centro se ubicaba la ciudad de Tenochtitlán. Por otra parte, los cielos estaban divididos en trece capas hacia arriba y el inframundo tenía nueve capas hacia abajo.

Hay que destacar que el templo de Tenochtitlán era el sitio donde se creía que se reunía la fuerza del cielo y la tierra.

Vida después de la muerte

Una  parte central de la religión azteca eran las predicciones. Por otra parte, se tenía la firme creencia de que la vida después de la muerta estaba regido por la forma en que una persona moría, por ejemplo aquellos que eran sacrificados se creía que se unían a la batalla en el cielo.

También creían en la reencarnación, de hecho se tenía la firme creencia de que muchas personas podían volver a la vida en forma de pájaro o mariposa, así como en humanos.

Los Dioses de los Aztecas

Son muchos los dioses que la religión azteca veneraba, pero a modos de tener conocimientos sobre los mismos, se indicarán los tres más importantes.

Huitzilopochtli

Se trataba del dios azteca más poderoso y al que se le tenía cierto miedo, quizás porque era el Dios de la guerra, así como de los sacrificios y del sol.

Por otra parte, era el patrón de la capital azteca de Tenochtitlan, conocido como el Gran Templo ubicado en el centro de la ciudad.

Tlacoc

Conocido como el dios de la lluvia. Aunque siempre ayuda a loa azteca y enviaba agua para sus cultivos, se creía que podía enojarse y enviar tormentas eléctricas.

También era alabado en el Gran Templo, específicamente en la cima de la montaña del monte Tlacoc. Su representación tenía colmillos y ojos muy grandes.

Quetzalcoatl

Se trataba del Dios de la vida y el viento. Su nombre significa serpiente con plumas y por lo general era representado por una serpiente que tenía la capacidad de volar, era parecida a un dragón.

Sacrificios de los Aztecas

Los sacrificios que se realizaban dependían de la deidad o de la celebración que se está llevando a cabo, algunos eran más frecuentes que otros pero deben ser conocidos.

Alto de Teocalil

El sacerdote que era la máxima autoridad para realizar estos ritos, sacaba el corazón de la víctima con un cuchillo, lo colocaba en un recipiente porque era la ofrenda a los dioses y el cuerpo era lanzado a la vacía desde el templo.

El canibalismo era normal en esta época, así que en la mayoría de los casos se despellejaba el cuerpo y se proseguía a prepararlo para comerlo.

También Puedes Leer:

Artículos Relacionados