¿Qué Significa Católico Apostólico y Romano?


El nombre con el cual se conoce o se designa a la iglesia católica, es uno de los temas de mayor controversia dentro del mundo religioso, pues el desconocimiento del significado de cada una de las palabras que componen su nombre, es el principal causantes de las dudas e inquietudes que permanecen entre sus seguidores, e incluso entre quienes se sienten atraídos por la fe que profesan aun cuando no conocen con exactitud la realidad de su esencia.

A fin de aclarar todas las dudas dejaremos a tu disposición este interesante material, en el cual encontrarás las respuestas a todo aquello que hasta la fecha son desconocidas para ti.

No te pierdas la oportunidad que te ofrece la lectura, de descubrir todo aquello que se esconde detrás del desconocimiento de importantes realidades.

Para comenzar te explicaremos lo siguiente:

¿Qué es ser católico, apostólico y romano?

Católico Apostólico y Romano
Católico Apostólico y Romano

Ser católico, apostólico y romano es estar netamente ligado y encaminado con Jesús y sus enseñanzas, es creer fielmente en todas y cada una de las palabras que dejó plasmadas para su pueblo a través de la Santa Biblia.

Ahora bien, para comprender cómo estamos involucrados con Dios y la iglesia, te explicaremos detalladamente el significado de cada palabra que identifica al seguidor de Cristo Jesús.

Cuando decimos que somos católicos nos referimos a lo siguiente:

Universalidad

Ser católicos es sinónimo de universalidad, es decir, se encuentra esparcida por todo el mundo y nos ofrece la salvación como el regalo más preciado de Cristo para toda la humanidad.

Creencia

Ser católico es creer sin dudar en las enseñanzas de Cristo y además de ello poner en práctica cada una de esas enseñanzas.

Vivencia

Ser católico es vivir a plenitud el evangelio de Jesús y predicarlo a todo aquel que lo necesite.

Lugar

La iglesia es católica por ser el lugar y la institución donde se siente y se vive la verdadera armonía y donde no existe cabida para las diferencias entre los seres humanos.

Aceptación

Ser católico es aceptar a nuestros familiares, amigos, vecinos y todo aquel que nos rodee a pesar de tener diferencias económicas, sociales e incluso morales, procurando en lo posible brindar la ayuda que necesiten para reconstruir sus vidas y retomar el camino de Dios y sus enseñanzas.

Rechazar la maldad

Ser católicos es rechazar todo acto de crueldad humana, todo hecho de corrupción y maldad que dañe la integridad y la vida de los seres humanos.

Servicio

Ser católico es ser servicial y nunca prestarse para formar parte de la miseria que envuelve al mundo.

Ahora bien, cuando nos referimos a ser apostólicos hacemos mención  a:

  • Ser los mandados por Dios a través de sus apóstoles para predicar y llevar el evangelio a todos los rincones del mundo.
  • Ser apostólicos es aceptar la invitación de Dios a cumplir con la misión que le encomienda a todos sus seguidores.
  • Es llevar una vida similar a la que llevaron los apóstoles de Jesús, donde la entrega al servicio de Dios y de los más necesitados era la base o el fundamento de sus predicaciones.
  • Ser apostólico es transmitir por medio de la lectura y de las vivencias de Dios que reposan en la Santa Biblia, la razón por la cual debemos mantenernos con fe  y esperanza, sin olvidar ni por un segundo las promesas de Jesús para con su pueblo.
  • Ser apostólico es no dudar nunca de la venida de nuestro Señor Jesucristo y encaminar la vida de quienes se encuentran sumidos en la oscuridad, hacia la luz y el reencuentro con Dios el único salvador.

Seguidamente te explicaremos el significado de romano, veamos.

El término romano es aceptar la autoridad que ejerce el Papa sobre la iglesia y por ende la práctica de un único rito eclesiástico denominado Latino.

Ser romana es depositar toda la confianza en el Papa, es creer en sus palabras y permanecer fieles a sus mandatos como el único sucesor de San Pedro.

Ser  católico, apostólico y  romano, es tener plena en fe en Dios, en ese ser que a pesar de que no lo podemos ver, si podemos sentirlo en nuestros corazones y confiar nuestros días y noches, sin tener la mínima duda de que él que siempre está allí en la buenas y en las malas, que es nuestro Dios y salvador.

¿Por qué la iglesia es apostólica?

Es importante tener claro cada término o cada palabra, con la que se describe la iglesia a la cual profesamos nuestra fe y sirve de apoyo a todo ser humano en momentos de dificultad y también de alegría.

Decimos que la iglesia es apostólica ya que fue fundada de acuerdo a las enseñanzas transmitidas por los apóstoles a todo el pueblo, con un importante principio que es mantener y conservar las tradiciones  apostólicas.

Pero ¿por qué tomar en cuenta las enseñanzas de los apóstoles?

Esta es una de las tantas preguntas e inquietudes, de quienes desconocen muchas de las realidades que rodean a la iglesia, por ello es importante dar una respuesta clara y certera, de tal manera, que no exista cabida para la duda en un mundo tan hermoso como lo es la religión.

Los profetas fueron los elegidos por Dios, para llevar a cabo el papel de difundir su verdad por medio del evangelio, es por ello que se dice que la iglesia fue fundada de acuerdo a los testimonios entregados al mundo por los apóstoles.

Además de ser apostólica es considerada iglesia misionera, calificativo que recibe luego de aceptar sin dudas los mandatos de  nuestro Señor Jesucristo.

Es importante tener siempre presente lo que reza el credo, “la iglesia es apostólica” como muestra evidente, del vínculo que existe con los 12 apóstoles a quienes Jesús llamó para ser sus compañeros y los encargados de predicar su palabra.

De acuerdo a las palabras emitidas por el Papa, la iglesia es apostólica porque guarda y transmite las buenas enseñanzas, las palabras y el buen depósito, a través del espíritu santo que en ella habita.

No podemos dejar de mencionar, que la iglesia apostólica conserva hasta el presente día los sacramentos que nos permiten ser fieles a Cristo Jesús y participar de su vida.

La iglesia se mantiene fiel y firme ante la palabra de Dios, e invita a todos sus creyentes y seguidores, a experimentar el mágico momento de llevar el evangelio a todas las personas en comunión con los obispos, únicos y reales sucesores de los apóstoles en la tierra.

¿Por qué la iglesia es romana?

La designación de iglesia romana responde a su origen o lugar de permanencia del Papa, es decir, la sede principal es Roma, específicamente en la ciudad del Vaticano, lugar donde habita el sucesor de San Pedro y desde donde se administra la misma.

La iglesia es romana por poseer una única estructura, de la cual derivan el resto de las iglesias católicas consagradas en el mundo y que dependen  exclusivamente del Papa.

El papel de la iglesia es hoy día muy importante, pues se encuentra encargada de recuperar aquel sentido de la familia, que Dios quiso dejar para la humanidad, teniendo como modelo el hogar que creó entre  José y María al hacerlos padres de Jesús y vivir como hombre en la tierra hasta el fin de sus días.

[ratemypost]

También Puedes Leer:

Artículos Relacionados